lunes, 31 de marzo de 2008

Madre Margarita Crispi.


La Madre Diomira Ludovica Romana Crispi nace en Partinico el 19 de noviembre de 1879. Es hija de Fernando y de Rachela Rubeis Mattei. A la muerte de su padre , el 16 de abril de 1886, la pequeña Diomira que mostró muy temprano su vocación religiosa que se va a traducir en obras de activa evangelización del mundo, ingresó en el antiguo "Conservatorio de la Divina Providencia" en Ripetta, Roma, dónde nutró su anhelo místico en una lucha interior que empezaba a hacerse sentir conciente. Su formación cultural y social se debía al estrato aristocrático materno. Pudo estudiar y hablar correctamente el francés, el inglés y el español. Le fue otorgado en julio de 1905 el diploma de la Escuela Normal "Margarita de Savoya" de Roma. En el 1901 había ingresado con las "Hijas de la Cruz" y en el 1903 en el Colegio Santa Cecilia. Tuvo la guía paterna de Monseñor Ettore Savazzinni quién la influyó espiritualmente para poder afrontar, los ojos bien abiertos, con la serenidad del justo, la insidia del mundo. La madre piensa fundar una nueva Congregación religiosa, primero con la señorita Rosa Maio, abriendo una casa religiosa en Sterracavallo. Pero los designios de Dios son inescrutables. Después de poco tiempo, ambas se separan: Rosa Maio será la fundadora de las "Hermanas Franciscanas misioneras de la Eucaristía" y Diomira Crispi de "Las Oblatas al Divino Amor", congregación apoyada por el Santo Arzobispo Monseñor Intreccia:ag¡ Siamo en el año 1922. La comunidad monrealense crece rapidamente. Sus fines son la consagración a Dios Trino y Uno, la imitación de Jesús, ofrecerse para el vicario de Cristo, el Papa y para el sacerdocio católico; dedicarse a la educación de la infancia y de la juventud. Preparar el Reino de Dios en la humildad y en el amor. La misión de la Congregación ha prosperado mucho en las Américas.El 18 de junio de 1974, fallece la Madre y sus restos reposan en la Capilla de la Casa Generalicia en Roma ( Via Marruvio, 4).